La Danza Oriental es considerada una de las más antiguas del mundo, que combinaba tradicionalmente elementos de diferentes países del Medio Oriente y Norte de África, aunque actualmente tiene influencias de todo tipo de danzas: ballet, flamenco contemporáneo, danza hindú, etc. Sus orígenes no están muy claros.

Los cultos de fertilidad existen en todas las civilizaciones antiguas. La gran Diosa Madre aparece bajo diferentes nombres como Afrodita, Ashtoreth, Astarté, Bhagvati, Ceres, Hathor, Ishtar, Isis, Milita, Parvati, Sukra y Venus. La función de todas estas diosas es reproductora y donante de vida en el sentido de toda la vida del planeta. Garantizaban el ciclo de las estaciones que aseguraban el crecimiento de las cosechas. También eran responsables del aumento de nivel de vida y de la perpetuación de la raza. Ninguna de estas diosas eran vírgenes pues irían en contra de su función, asimismo ocurría con las sacerdotisas dedicadas a estos cultos.

En Turquía, hace miles de años, las mujeres tenían danzas rituales en honor a estos poderes mágicos, donde los hombres estaban excluidos. En Arabia Saudí, cuando una mujer iba a dar a luz, el resto de mujeres bailaban alrededor de ella; se consideraba una danza sagrada y tampoco se mostraba a los hombres. En la antigua Grecia y Roma, se realizaban diferentes danzas de la fertilidad basadas en la rotación de caderas y movimientos de vientre. En Chipre, se realizaban danzas rituales a la diosa Afrodita acompañadas de percusión y cantos. Otras danzas en honor a las diosas provenían de Siria y Turquía.
El islam y el cristianismo destruyeron los rituales de culto a las diosas cuando pasaron a dominar el Medio Oriente en el s. IV. Además, trataron de eliminar las danzas relacionadas con la sexualidad y fertilidad, aunque dejaron ciertas fiestas antiguas y paganas. A partir de entonces, fue cuando la Danza del Vientre comenzó a ser valorada sólo por la sensualidad que pueden provocar sus bailarinas.

En Egipto, durante el s. XIX existían dos clases de bailarinas: las gawazee y las awalim. Las gawazee eran bailarinas de la calle de clase baja, más relacionadas con los cultos a la fertilidad incluso podrían tratarse de comadronas. Se cree que sus danzas eran improvisadas. Las awalim eran bailarinas instruidas en diversas materias como música, danza, canto…; que eran vendidas en harenes y residencias para amenizar a los señores. Se cree que sus danzas eran improvisadas, pero probablemente serán el antecedente a las coreografiadas.

Esta danza ha evolucionado por la influencia de diferentes lugares y aún continúa su largo proceso de evolución. Después de su aparición en la Feria Mundial de Chicago en 1893, a cargo de Egipto y la bailarina Little Egypt, los estadounidenses la descubrieron. Todavía en 1930 no se había popularizado, pero gracias a Badia Mansabny, que la incluyó como espectáculo en su Casino Badia en El Cairo, hizo que se convirtiera en un show muy al estilo Hollywood. La Danza Oriental viajó hasta Europa y EE.UU. donde comenzó a conocerse como Danza del Vientre (en los diferentes idiomas).

Muchas mujeres árabes bailan Raks Baladi, porque aprenden desde temprana edad gracias a reuniones familiares, pero pocas son profesionales ya que está muy mal visto en la sociedad tradicional musulmana.

Copyright Leena Qadi y AprendeDanzaOriental.com 2004. Actualizado mayo 2018.